#GatoEncerrado: Los chanchullos del exdirector de la Conagua


Si fueras funcionario ¿le darías a una universidad tres contratos millonarios a cambio de un título Honoris Causa, ese reconocimiento que se le concede a personas que destacan por sus méritos o conocimientos en cierta profesión?

Pues pareciera que eso fue lo que hizo David Korenfeld, exdirector de la Comisión Nacional del Agua (Conagua)… Sí, el mismo que agarró un helicóptero del gobierno como taxi.

Bien dicen, no hagas cosas buenas que parezcan malas… Al menos que sí lo sean.

El 30 de noviembre de 2013, Korenfeld y Joseph Klafter, presidente de la universidad israelí de Tel Aviv, hicieron un convenio para “intercambiar conocimientos científicos y tecnológicos en áreas estratégicas para el manejo del agua, mediante el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua.

El 25 de marzo de 2015, la Universidad de Tel Aviv anunció que reconocería a Korenfeld por su “destacado liderazgo y políticas de agua en México”, así como por “su distinguida posición dentro de la comunidad judía mexicana y su activo fomento de lazos de cooperación en el campo del agua entre Israel y México, en beneficio de ambos pueblos”…

Aunque todavía no sabemos exactamente en qué nos benefició a los simples mortales.

Cuatro días después se descubrió que Korenfeld no era un ejemplo a seguir como algunos pensaban, ya que uno de sus vecinos del fraccionamiento Bosque Real, en Edomex, publicó unas imágenes en las que se ve al funcionario y a su familia a punto de abordar un helicóptero federal (pagado con nuestros impuestos).

El 9 de abril Korenfeld ofreció disculpas por tomar cosas que no eran suyas para fines personales y entre lloriqueos renunció a su cargo…

“Desde que se presentó el evento me he conducido como siempre lo he hecho en mi vida pública y privada: apegado a los valores de la verdad, honestidad, siempre de frente y con transparencia”. Korenfeld.

Pero a pesar de todo lo ocurrido, el 14 de mayo la Universidad de Tel Aviv concedió el Honoris Causa a Korenfeld.

Un mes después, el portal de transparencia de la Conagua publicó que la Universidad de Tel Aviv sería contratada para realizar estudios de agua en México por 25 millones de pesos.

TE PUEDE INTERESAR: #Top5: A estos políticos los “renunciaron” por sus escándalos

Según documentos obtenidos por El Universal del Portal de Obligaciones de Transparencia, los contratos fueron otorgados por adjudicación directa, amparados en el artículo 1 de la Ley de adquisiciones, la cual permite hacer las negociaciones sin realizar una licitación pública.

El 8 de octubre, el director de la Universidad de Tel Aviv nombró a Korenfeld como presidente del Consejo Directivo de su Centro Internacional del Agua… ¿No es demasiada coincidencia?

De acuerdo al artículo 9 la Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, un funcionario que deje de desempeñar su empleo, cargo o comisión, “en ningún caso aprovechará su influencia u obtendrá alguna ventaja derivada de la función que desempeñaba hasta un año después de haber concluido sus funciones”.

O sea que aparte de todo, Korenfeld se pasó la ley por el arco del triunfo, pues de su renuncia a su nombramiento sólo pasaron seis meses.

“Se puede hacer una inferencia lógica: Korenfeld instruyó que se otorgaran estos contratos, lo corren y termina en la Universidad de Tel Aviv, eso suena lógico, no sé si el que suena lógico quiere decir que hay acto de corrupción. Suena a conflicto de interés, a conflicto de influencias”.- Max Kaiser, director de Anticorrupción del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

¿Tú qué crees? Es conflicto de interés o simple coincidencia…

TE RECOMENDAMOS 

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.