#DeTerror: El cochinero del gobierno en las fosas comunes


En México ya ni a los muertos se respeta, pues lejos de tener un lugar donde sus familiares puedan visitarlos muchos son enterrados donde caigan, ya sea por criminales o las mismas autoridades…

Según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas, en el país hay al menos 30 mil personas que son buscadas, labor que se vuelve aún más compleja en un país lleno de cementerios clandestinos y fosas comunes, en las que las reglas simplemente no existen.

 

Posted by Fiscalía Morelos on lunes, 27 de marzo de 2017

 

Uno de los casos más recientes se dio en el panteón de Jojutla, Morelos, donde decenas de cuerpos fueron enterrados sin seguir el protocolo de identificación… O sea que así como llegaban, los echaban a la fosa común.

Según datos oficiales, en esta fosa había 35 cadáveres, pero desde la semana pasada cuando las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de la Procuraduría General de la República (PGR) empezaron a sacar los cuerpos, a petición de familiares de personas desaparecidas, y se encontraron con la sorpresa de que no eran 35 cuerpos sino 45…

Durante las primeras investigaciones se descubrió que no todos los cadáveres contaban o tenían una ficha de identificación, carpeta de investigación o evidencias de que se les hubiera practicado una necropsia para descubrir la causa de su muerte.

Además de este caso, se han reportado otros iguales de graves en ese y otros estados…

Tetelcingo, Morelos

Entre mayo y julio de 2016, las autoridades de Morelos también abrieron la fosa de Tetelcingo, donde se encontraban los restos de 117 personas, y no de 116 como se tenían contabilizados.

El descubrimiento de las irregularidades se dio a partir de que la madre de uno de los fallecidos pidió el cuerpo de su hijo para poder sepultarlo.

Luego de enfrentar un juicio, la familia de la víctima pudo presenciar el proceso de exhumación y grabar un video en el que se observan decenas de cadáveres apilados, lo que desató la indignación de organizaciones de familiares de desaparecidos, que presionaron para que se abriera la fosa.

Acapulco, Guerrero 

El pasado 19 de marzo, familiares de personas desaparecidas en Acapulco, acusaron irregularidades, falta de capacidad, ética, recursos, voluntad y preparación de la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Salud del estado para manejar los restos humanos enterrados en las fosas comunes, reportó La Jornada.

Durante una exhumación en el panteón El Palmar, que fue solicitada por la Asociación de Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos, se descubrió que los cuerpos carecen de fichas y están revueltos, incluso con la de un perro.

Además de que sólo se encontraron 17 de los 19 cadáveres que supuestamente había.

Veracruz 

En febrero pasado, organizaciones de familiares de personas desaparecidas demandaron al gobierno estatal y federal, desenterrar los cuerpos que se encuentran en las 83 fosas comunes del estado, pues acusan que no se cumplió con el protocolo de identificación.

Y la historia continúa… Ahora que ya se vio el cochinero que se tiene en las fosas comunes, los familiares de los desparecidos exigen que se continúe con la exhumación de cadáveres y se practique las pruebas de ADN para su identificación, pues este puede ser el fin al vía crucis de búsqueda de muchas familias.

Falta que las autoridades tengan la voluntad y destinen los recursos para este fin…

¿Crees que lo harán?

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.